Loading the content... Loading depends on your connection speed!

Carrito de la compra - 0,00

EL VIENTO DEL ESTE

En nuestra vuelta a la rosa de los vientos llegamos al viento del este, llamado a partir de ahora viento de levante.

En España el viento de levante siempre ha sido uno de los grandes vientos, tanto por la cantidad de sitios en los que sopla con ganas, como por los efectos que provoca en la tierra y en el mar. Y también, indudablemente, por el aspecto histórico, sociológico y cultural que lleva con él.

El levante es el viento de las novelas de Blasco Ibáñez, o de los cuadros de Sorolla. No se entienden sus cuadros de playa y mar sin el oleaje de levante. No serían lo mismo estos cuadros sin el blanco de la espuma de las olas y de las telas, magistralmente reflejadas por Sorolla.

"Mujeres caminando por la playa", uno de los cuadros más "marítmos" de Joaquín Sorolla.

“Mujeres caminando por la playa”, uno de los cuadros más “marítimos” de Joaquín Sorolla, con la increíble luz que desprenden sus vestidos.

 

De todos modos, aparte de temas culturales, el levante es uno de los elementos que disparan las “gotas frías” en el litoral mediterráneo de Tarragona, Castellón, Valencia, Alicante y Murcia, en su mayoría. Si juntamos aire frío en altura, un mar caliente, un mes de septiembre-octubre, y un viento de levante, con su aporte de humedad, tenemos como resultado lluvias torrenciales que castigan estas zonas más o menos periódicamente durante dos o tres días, dejando records absolutos de lluvia (878 mm. de lluvia en 24 horas, en Jávea, Alicante, en octubre de 1957)…

Mapa isobárico del 13 de octubre del 57 en el mediterráneo occidental. Una bolsa de aire frío, una borrasca en el Estrecho bombeando viento de levante… Y el desastre (cortesía de tiemposevero.es)

 

La otra zona geográfica en la que el levante es algo más que un viento es la de la parte este del Estrecho de Gibraltar, principalmente (la parte oeste también, pero menos). Aquí tenemos el ejemplo más claro de cómo un viento se encajona y acelera cuando le estrechamos el paso, en este caso con Europa y África. Como enclave típico tenemos el área de la Punta de Tarifa, en Cádiz, punto más meridional de la Península Ibérica, en la que el levante sopla un día sí y otro también.

Sobran las palabras. Los vientos del este y del oeste marcan la pauta. Pero más el del este (cortesía windfinder.com).

 

En el lado atlántico del Estrecho, aunque bien cerquita, la situación ya no es la misma.

En Barbate (parte atlántica de la provincia de Cádiz), el levante aún tiene relevancia, pero ya no tanta (cortesía windfinder.com).

 

Y diremos también que en el resto de España el levante no tiene mucha historia…

Rosa de los vientos del Cabo de Finisterre (La Coruña). Obsérvese la poca influencia que tiene el viento de levante (cortesía de windfinder.com)

 Por último, como siempre, aquí dejamos unas cuantas denominaciones del viento de levante. ¿Decís alguna más?.

-Este.

-Leste.

-Levante.

-Oriente.

-Euro.

-Solano.

-Solanazo.

-Rabiazorras.

-Susbsolano.

 

Leave a Comment