Loading the content... Loading depends on your connection speed!

Carrito de la compra - 0,00

El verano de 2015, en nubes (I)

Acabó el verano vacacional. Otro verano en el que hemos ido fotografiando el cielo, durante los meses de julio y agosto, junto al mar, prácticamente. A pesar de ser un verano muy caluroso, factor que nos podría hacer pensar que ha sido un aburrimiento, si miramos las nubes de estas imágenes podremos ver que no. Al contrario. Nubes altas, medias, no muchas bajas, de evolución, e incluso asperatus.

Aquí os dejamos un primer aperitivo.

 

Asperatus

Este tipo de nubes se denominan Asperatus. Es la última variedad de nubes aceptada por la Organización Meteorológica Mundial (OMM). Se dice que su aspecto es como el del mar visto desde abajo. Imágenes del 25 de julio. Acabando el episodio de calor.

 

Aquí tenemos otra imagen del mismo día. Al fondo podemos ver la Sierra de Corbera y la montaña de Cullera.

Aquí tenemos otra imagen del mismo día. Los asperatus denotan corrientes de aire ascendentes y descendentes. Al fondo podemos ver la Sierra de Corbera y, a la izquierda, la montaña de Cullera.

 

El atardecer del

El atardecer de ese mismo día, 25 de julio. Nubes de desarrollo vertical que ocultan el sol en ese preciso momento. ¡Menuda diferencia de cielo!.

 

Otra imagen de este atardecer. Rayos crepusculares se observan, partiendo de manera radial , desde esta nube.

Otra imagen de este atardecer. Rayos crepusculares se observan, partiendo de manera radial , desde esta nube. El cielo, todavía cargado de polvo en suspensión, no se muestra todo lo azul que debiera.

 

Esta foto está realizada en Aras de los Olmos (V), a finales de julio. La situación era de inestabilidad acusada, y las precipitaciones estaban casi asegurada. Como en otras ocasiones, el polvo en suspensión se cargó toda esta previsión, aunque finalmente creció una potente tormenta, que se dirigió hacia Titaguas y Tuéjar (V). Aquí vemos el momento en el que el Cumulonimbus adquiere el rasgo "calvus", con estas características estrías alargadas.

Esta foto está realizada en Aras de los Olmos (V), a finales de julio. La situación era de inestabilidad acusada, y las precipitaciones estaban casi aseguradas. Como en otras ocasiones, el polvo en suspensión se cargó toda esta previsión, aunque finalmente creció una potente tormenta, que se dirigió hacia Titaguas y Tuéjar (V). Aquí vemos el momento en el que el Cumulonimbus adquiere el rasgo “calvus”, con sus características estrías alargadas.

 

Siguiente entrega, próximamente, en el blog.

Leave a Comment